Creación del Campeonato de Europa de Rally

Campeonato de Europa de Rally

El campeonato de Europa de rally es una competición automovilística de rally que se celebra anualmente en el continente europeo y organizado por la FIA. La prueba se realiza desde el año 1953.

 

Entre los años de 1949 y 1950 en Europa se fue consolidando de manera muy efectiva un calendario internacional de pruebas en las que incluso las inscripciones comenzaron a ser muy masivas, llegando así a las 404 en el Rally de Monte Carlo del año de 1953 o también las 242 que se logró llegar en el RAC del año 1952.

 

La FIA creo en el año 1953 creo el campeonato europeo de rally de 10 a 12 eventos. El europeo era el único campeonato de esos años e inicialmente ningún equipo se planeaba ganarlo, puesto que solamente acudían a las pruebas más cercanas y así, casi sin quererlo los alemanes fueron los primeros ganadores del campeonato.

Las pruebas que se incluyendo en el primer rally originalmente fueron el Rally de Monte Carlo, Rally de Acrópolis, Rally de San Remo, Rally Mil Lagos, Rally de Suecia, Rally RAC y otras muchas más desaparecidas o venidas a menos como lo eran EL Rally de Polonia, Rally de Ginebra, Rally de los Alpes Austriacos, entre otros.

La época dorada se dio a partir del año 1970

Ese año el calendario fue en aumento, en gesto de la FIA para premiar aquellas pruebas nacionales que no podían aspirar al Mundial. A pesar de ello el campeonato era prohibido debido a su alto coste y solo era seguido por pilotos privados y de manera muy irregular. Con todo, entre 1977 Y 1983 este campeonato vivió sus mejores años. Algunas marcas llegaron y aprovecharon como banco de pruebas de sus nuevos vehículos, entre esas marcas estaba Lancia, que probó su Stratos antes de lanzarlo al mundial.

En la actualidad y desde 2005 los pilotos italianos han vuelto protagonizar el campeonato y hacerse con los títulos, donde destacan el piloto Giandomenico Basso con 2 títulos y también Lucas Rossetti con 3. En 2007 se introdujo un nuevo reglamento que obligan a los pilotos a inscribirse, por lo que solo quealolos que lograban estar registrados sumaban puntos en el campeonato.

En el año 2013 se fusionó con el Intercontinental Rally Challenge, mismo que compartía varias pruebas, por lo que volvió a convertirse en el certamen más importante en el Rally de Europa.