“La época” del Rally

La carrera de París – Rouen es considerada como la primera carrera de rally. Sin embargo, el amplio uso del término de rally se asocia con el rally de Montecarlo, que tuvo lugar en enero de 1911. Después de París – Rouen, el formato de carrera ‘de ciudad a ciudad’ se hizo muy popular. Los conductores estaban tratando de lograr el mejor tiempo personal posible y no competían unos contra otros. Las pistas de carreras fueron muy diversas: desde las rutas de la ciudad hasta pistas de tierra, donde se podían ver hasta mascotas y otros coches.

Las carreras de rally se extendieron rápidamente por toda la Europa. Los amantes del automovilismo pronto podrían disfrutar de carreras de automóviles en Francia, Inglaterra, Italia y Alemania. Sin embargo, debido a la Primera Guerra Mundial, las carreras de rally fueron interrumpidas y sólo se revitalizaron en Monte Carlo en 1924. A excepción de la Segunda Guerra Mundial, el rally de Montecarlo se lleva a cabo anualmente y se convirtió en una de las pruebas del Campeonato Mundial de Rally.

1950 es considerado el año en el que sucedió la revitalización y la época de oro para el deporte de rally. Nuevos campeonatos se empezaron a organizar en toda Europa. El primer campeonato europeo de rally se llevó a cabo en 1953, pero debido al elevado número de accidentes en la vía pública, la carrera de rally fue prohibida en la mayoría de los países de Europa occidental. Luego se trasladó a Suecia y Finlandia, donde se mantuvo en un nivel muy popular hasta la actualidad. Los pilotos escandinavos fueron capaces de conducir en zonas despobladas y en pistas de tierra. Europa del Norte se convirtió en el hogar del rally moderno. En 1973, se realizó el primer Campeonato Mundial de Rally, cuyo formato se mantiene similar en estos días.

¿Cuál fue la primera carrera automovilística?

Las carreras comenzaron después de la primera invención exitosa de un vehículo con motor a combustible. La primera carrera se llevó a cabo en 1887 en Francia durante el 28 de abril. La pista era de 2 kilómetros de largo y tenía sólo un participante: George Bouton que naturalmente se convirtió en el ganador.

Siete años más tarde, el del 23 de de julio de 1894, Francia organizó nueva carrera, que se considera como la primera carrera motorizada del mundo. 102 participantes registrados en los 127 km de carrera entre París y Rouen. En esa oportunidad se estableció una cuota de inscripción de 10 francos. Sin embargo, sólo se seleccionaron 25 participantes para la carrera principal.

El ganador fue el conde Jules Félix Philippe Albert de Dion, que se sobrepuso a la distancia en 6 horas y 48 minutos. La velocidad media de su coche fue de 19 km / h. Su rival más cercano, George Lemaitre con un Peugeot, fue de 3 minutos y 30 segundos por detrás de Albert de Dion con un vehículo hecho por sí mismo. De Dion tenía un coche a vapor que no cumplía con todos los requisitos de la carrera, por lo que el ganador oficial de la carrera se convirtió en George Lemaitre.