La homologación del Grupo A

La homologación del Grupo A para recibir autorización requirió que un mínimo de 2.500 coches del modelo de la competencia fueran construidos en un año de 25.000 para toda la gama del modelo (por ejemplo: 2500 Subaru Impreza WRX, de 25.000 Subaru Impreza). Hasta 1991, el requisito era un mínimo de 5.000 coches en un año, sin tener en cuenta toda la gama, pero la FIA permitió modelos “evolución” para ser homologados con un mínimo de 500 vehículos (por ejemplo: BMW M3 Sport Evo, Mercedes Benz W201 Evo, Nissan Skyline GT-R Nismo). Las reglas también requirieron que algunos de los paneles interiores deban conservarse, por ejemplo, los paneles interiores de las puertas.

Sin embargo, no todos los fabricantes que construyeron tales 500 modelos vendieron todos, algunos reconstruyeron a la mayoría como modelos de stock o los utilizaron para que los equipos los emplearan como piezas modificadas. Un ejemplo de esto fue el Volvo con el Turbo 240 en 1985. Después de que se habían producido 500 de estos modelos, Volvo sacó 477 coches de su material de competición y los vendió como roadcars estándar de turbo 240. Como resultado, tras el intento fallido de la FISA en la búsqueda de un coche “Evolution” en cualquier país de Europa, Volvo se vio obligado a revelar los nombres de los 500 propietarios de “evo” para que se les permitiera competir. El otro ejemplo fue Ford, que después de la venta de sus producciones enteras del RS500, leyeron los libros de reglas y se encontraron que tanto usando el Sierra Cosworth o los RS500s, podrían aprovechar el cuerpo de la base del Sierra 3 puertas que Ford estaba discontinuando. y usar los equipos Evolution sobre ellos. Hoy en día, estos coches son tratados como cualquier otro modelo de la gama.

El fabricante australiano Holden también falló en construir los 500 coches necesarios para su VN Commodore SS del Grupo A SV en 1991 (aunque no tenían problemas para producir 5.000 modelos básicos de VN Commodores). De hecho, había solamente 302 del Grupo A de SV construidos. Sin embargo, desde que el Grupo A como una categoría iba a ser sustituido a partir de 1993 en Australia, y para dar el último modelo insignia de Holden una presencia en las carreras de automóviles de turismo de Australia (el modelo anterior VL Commodore SS del Grupo A SV que había sido diseñado por TWR había estado compitiendo desde 1988, aunque en realidad fue lanzado después de que Holden ya había puesto en marcha el modelo VN), la Confederación de motor australiana de Deporte (CAMS) homologó por completo el Commodore VN para la competición.