Curiosidades de los pilotos de MotoGP

MotoGp es el campeonato mundial de motociclismo más importante a nivel mundial. Sus orígenes datan del año 1949, y a lo largo de este tiempo ha sufrido diversas modificaciones en su reglamento hasta alcanzar la actual, que permite competir motos de hasta 1.000 centímetros cúbicos.

Los vehículos que compiten difieren completamente de los que podemos encontrar en la calle, tanto por sus avances tecnológicos y de fabricación, como por sus espectaculares diseños. Además de que los amantes de mundo de la moto disfruten de esta competición, también lo hacen con algunas de las anécdotas o curiosidades que protagonizansus pilotos, así, que veamos algunas de ellas:

Valentino Rossi: Tiene fama de, además de gastar un tanto de mal genio, ser uno de los más divertidos de este mundo, y si no, recordemos cuando se paseó en bañador por el circuito, al final de una carrera, alegando que hacía mucho calor. La broma le costó una multa. Y otra vez, cuando se subió al pódium de los ganadores con un pollo en la cabeza, diciendo que era para hacer publicidad de la pollería de un amigo suyo.

Colin Edwards: Demostró una vez más en el paddock su descontento con su actual moto, y con legendaria forma de expresarse de la que siempre hace gala, hizo el siguiente comentario (citamos textualmente): “Mi moto es un pedazo de mierda. Es la mejor forma de decir que nos ha dado por culo, mientras tenia cosquillas en las pelotas.” Una bonita y elegante forma de quejarse de su CRT.

Jorge Lorenzo: Cuando consiguió ganar el premio Moto Gp en Malasia en el año 2010, montó en su moto para realizar la vuelta de celebración engalanado con la Bandera de España, que por cosas del destino se enrolló en su rueda trasera y quedó literalmente destrozada. El piloto balear pidió rápidamente disculpas para evitar posibles conflictos.

Datos de la Formula 1

La Fórmula Uno se distingue por la alta tecnología de sus bólidos, glamour de sus carreras, alto sueldos de sus pilotos y por los datos y curiosidades de la máxima categoría del automovilismo deportivo, que bien vale la pena reseñar.

Entre los muchos datos y hechos curiosos de la F1 El País ha seleccionado los siguientes:

– El piloto mejor pagado de la actual temporada es el español Fernando Alonso de McLaren, quien percibe 38 millones de dólares de sueldo, sin contar los patrocinios personales.

– Para ahorrar peso y espacio los coches de la Fórmula Uno no disponen de palanca o botón de reversa. Esta marcha se engrana activando el botón de neutro en el timón y manteniendo presionada la palanca de cambios hacia abajo durante cerca de medio minuto.

– Cualquiera de los actuales bólidos de la F1 está en capacidad de acelerar de 0 a 100 en 2.5 segundos y alcanzar los 160 kms/h de velocidad en segundo y medio más (4”).

– La alta succión creada por la aerodinámica de los coches en el circuito de Mónaco levanta las tapas de alcantarillas del trazado, por lo que deben soldarse antes de cada carrera.

– A partir de los 160 kms/h los coches de la F1 generan una carga aerodinámica tan elevada, que podrían marchar invertidos sobre el techo de un túnel con el piloto conduciendo boca abajo.

– A propósito vale mencionar que los pilotos de la F1 deben soportar hasta 5 gravedades (5 veces el peso del cuerpo) en el momento de frenar al final de las rectas y 4 o más gravedades (G) en las curvas de alta velocidad, como es la de Tamburello en el circuito italiano de Imola, en donde perdió la vida AyrtonSenna el 1 de mayo de 1994.

– Para construir un bólido de la F1 se requieren cerca de 80.000 costosas partes y 150.000 horas de trabajo humano. Por esta razón, su costo de construcción supera los 5 millones de dólares.

– En la pasada temporada del 2016 la escudería Williams estableció el récord de parada de pits al tomarse escasos 1.92 segundos para retirar las 4 llantas usadas e instalar un tendido de cauchos nuevo.

– Los 0.4 kilos de aire por segundo consumidos por el motor de un F1 cuando va a tope de velocidad en las rectas es suficiente para inflar 600 bombas de fiesta en tan solo 1 minuto.

– La altura entre el piso de un coche de F1 y la pista varía entre 1 y 5 cms., que es el grosor de un teléfono inteligente moderno.

– En Malasia y otros circuitos de alta humedad y calor los pilotos soportan 50°C de temperatura en la cabina.

– Las llantas Pirelli del compuesto más duro utilizadas por los F1 de la actual temporada ofrecen una vida útil cercana a los 120 kilómetros, mientras que las de un auto de calle duran 50.000 kilómetros o más.

– Las mangueras con las que se cargan de combustible los F1 están en capacidad de llenar el tanque de gasolina de 13 galones de un coche de calle en 4 segundos.

– Las llantas de lluvia de un F1 evacúan un promedio de 65 litros (17.2 galones) de agua por segundo, suficientes para llenar una bañera en solo 1.2 segundos.

– Dependiendo del trazado, los pilotos de la máxima categoría del automovilismo mundial realizan entre 2.000 y 4.000 cambios de marcha durante un Gran Premio.

– El ganador de mayor edad de una carrera de Fórmula Uno es el italiano Luigi Fagioli, quien ganó el Gran Premio de Francia de 1951 después de cumplir 53 años de edad.

– El sistema de telemetría de un F1 utiliza 250 canales para enviar información a los ingenieros de pits sobre el funcionamiento de los sistemas del vehículo. Esta información se registra hasta 1.000 veces por segundo y al final de una carrera los datos acumulados superan la cifra de 1 millón.

Orígenes del piloto de rally profesional moderno

La mayoría de los pilotos de fábrica de la década de 1950 eran aficionados, que percibían un suelo de poco o nada, reembolsando sus gastos y bonificaciones dadas para ganar (aunque ciertamente hubo excepciones, como los conductores de Grand Prix que fueron traídos para algunos eventos). Luego en 1960 llegó posiblemente la primera superestrella de rally (y uno de los primeros que sería contratado para correr rally a tiempo completo), el sueco Erik Carlsson, conduciendo para Saab.

En la década de 1960, el gerente de competiciones de BMC, Stuart Turner, contrató a una serie de valientes y talentosos jóvenes finlandeses, cuyas habilidades perfeccionadas en altamente competitivas pistas de rally de asfalto o nieve en su país, y nació el conductor profesional moderno. Como las etapas especiales de rally se propagaban por todo el mundo, los conductores escandinavos fueron desafiados por los conductores de Italia, Alemania, Gran Bretaña, España y en otros lugares. Hoy en día, un campeón del mundo puede ser de cualquier nacionalidad.

El Campeonato Mundial de Rally ahora visita casi todos los continentes, llevando su estilo elegante de conducción y vehículos especializados para un amplio mercado mundial, estimado por algunos como sólo superado por el gigante de la Fórmula Uno. Esto ha producido niveles de visibilidad sin precedentes en los últimos años, pero en muchos aspectos eliminado el deporte del motor de su pasado de base. Para mejor o peor, el rally ha convertido en un negocio lucrativo.