Historia del Rally de Finlandia

El Rally de Finlandia, originalmente denominado Rally de los Mil Lagos, es un rally que se celebra cada año por la zona de los 1000 lagos en JyväskyläFinlandia desde el año 1951, ha sido puntuable para el Campeonato de Europa de Rally, así como desde 1959 hasta 1973, que pasó a formar parte del Campeonato Mundial de Rally hasta la actualidad, y salvo en 1995 que entró dentro del calendario de la Copa del Mundo de Rally de 2 Litros. También puntuó para el Campeonato Mundial de Rally de Automóviles de Producción (1987-1994, 1996-2002, 2008 y 2010), y el Campeonato Mundial de Rally Junior (2001, 2003-2007 y 2009).

Los finlandeses creadores del formato actual de los rallies, fueron los primeros en organizarlos en pistas de tierra cerradas al tránsito rodado, concienciados por mejorar la seguridad vial y a sabiendas de que organizar pruebas en carreteras abiertas era una temeridad.De esta manera nacieron los primeros rallies cronometrados donde las autoridades permitían competir en pistas cerradas al tráfico a condición de que se respetara escrupulosamente las normas de tráfico durante los enlaces.El Rally Mil Lagos nació bajo esta fórmula, de manera que siempre fue una prueba de velocidad pura. A diferencia de las pruebas de la época en las que la regularidad y la experiencia contaban mucho, en la prueba finlandesa esto no servía de nada, puesto que la prueba la ganaba siempre el más rápido y el que más arriesgaba.

En sus inicios la prueba se llamó JyvaeskylaenSuurajot, que en finés significa La Gran Carrera de Jyväskylä, hasta que en 1997 cambió su nombre por el de Rally de Finlandia a petición de la FIA.

A lo largo de los años ha perdido kilometraje debido a las imposiciones de la FIA, y pasó de cerca de 2.000 km en los 70 a unos 1.200 en la actualidad, de los cuales 400 son cronometrados.

En el año 2009, el ruso EvgenyNovikov protagonizó un salto en el que casi colocó el vehículo en posición vertical

La prueba se organiza siempre a finales de agosto, puesto que se asegura la ausencia de nieve y los días cuentan con más horas de luz.

Se utilizan amplios caminos de gravilla muy fina, semejante a la tierra batida de las pistas de tenis. El trazado es muy lineal, siemprebordeando lagos y entre multitud de coníferas. Se compite a velocidades muy altas y destaca por sus grandes cambios de rasante y saltos, donde los automóviles pueden alcanzar hasta casi 10 metros de altura a más de 150 kilómetros por hora, por el peralte de sus curvas y la suavidad de la gravilla. Es uno de los más rallyes rápidos, con promedios de velocidad superiores a los 120 km/h. El récord lo posee Jari-MattiLatvala con un Volkswagen Polo R WRC en el año 2005, con una media de 125,4 km/h.