La primera edición del Rally de Montecarlo

El Rally de Montecarlo de 1911, oficialmente 1èmeRally Automobile de Mónaco, fue la primera edición del rally y se celebró del 21 al 25 de enero de ese año. Fue organizada por Anthony Noghés y es la primera carrera documentada en denominarse rally si bien, el formato y las características de aquella primera carrera distan mucho de los actuales rallyes.

La prueba comenzaba con la salida de los participantes desde sus ciudades de origen teniendo como meta la ciudad de Montecarlo, aunque el vencedor no fue quien primero llegó, si no, el que obtuvo mayor puntuación sobre la base de una serie de factores más bien subjetivos: como el estado del vehículo o el nivel de confort. La carrera contó con 23 inscritos de los cuales 20 tomaron salida y 18 finalizaron siendo el ganador, el francés Henri Rougier a bordo de un Turcat-Méry 25 HP

Las primeras carreras automovilísticas se comenzaron a celebrar en el continente europeo a finales del XIX, las cuales solían tener a Francia como escenario y a la ciudad de París como meta: como la París-Bordeaux-París de 1985 o la París-Madrid de 1903.

En aquellos años, las ciudades de CannesNiza y la propia Mónaco competían por captar el turismo en la llamada Costa Azul, donde los sectores más adinerados de la sociedad escogían como lugar de veraneo y descanso.

Las primeras carreras automovilísticas se comenzaron a celebrar en el continente europeo a finales del XIX, las cuales solían tener a Francia como escenario y a la ciudad de París como meta: como la París-Bordeaux-París de 1985 o la París-Madrid de 1903.

En aquellos años, las ciudades de CannesNiza y la propia Mónaco competían por captar el turismo en la llamada Costa Azul, donde los sectores más adinerados de la sociedad escogían como lugar de veraneo y descanso. En enero de 1911 se organizó el primer Rally de Montecarlo, (la primera y segunda edición se llamó Rally de Mónaco) creado por Anthony Noghés, hijo del presidente del Club Sport Velocipèdique et Automobile de Mónaco,con el objetivo de atraer a esos turistas a la ciudad durante el invierno, que era la temporada baja.

Inscritos y transcurso

En esa primera edición, aunque se esperaba alcanzar la cifra de cincuenta inscripciones, solo hubo veintitrés inscritos de los cuales, veinte tomaron la salida y solo 18 finalizaron. Los participantes salieron desde diferentes puntos de Europa teniendo como meta la ciudad de Montecarlo. Para compensar las diferencias de distancia partieron en días distintos y todos con la mítica placa roja que los identificaba como corredores de la prueba. Los inscritos partieron desde seis rutas diferentes

Los organizadores establecieron un jurado para determinar el ganador, presidido por el Barón Van Zuylen, presidente del Automóvil Club Francés, y los presidentes de clubs automovilísticos de: ItaliaBélgicaInglaterraAustriaSuizaAlemaniaEstadosUnidosAlemaniaRusiaDinamarcaEspañaPortugalSueciaRumania y Egipto.

Los cálculos del jurado para determinar el ganador resultaron extensos y complejos. Ciertos hechos subjetivos fueron objeto de discusiones, polémicas, negociaciones y deliberaciones que duraron 24 horas, hasta que finalmente declararon como vencedor a Henri Rougier que recibió como premio 10.000 francos.

 

“La época” del Rally

La carrera de París – Rouen es considerada como la primera carrera de rally. Sin embargo, el amplio uso del término de rally se asocia con el rally de Montecarlo, que tuvo lugar en enero de 1911. Después de París – Rouen, el formato de carrera ‘de ciudad a ciudad’ se hizo muy popular. Los conductores estaban tratando de lograr el mejor tiempo personal posible y no competían unos contra otros. Las pistas de carreras fueron muy diversas: desde las rutas de la ciudad hasta pistas de tierra, donde se podían ver hasta mascotas y otros coches.

Las carreras de rally se extendieron rápidamente por toda la Europa. Los amantes del automovilismo pronto podrían disfrutar de carreras de automóviles en Francia, Inglaterra, Italia y Alemania. Sin embargo, debido a la Primera Guerra Mundial, las carreras de rally fueron interrumpidas y sólo se revitalizaron en Monte Carlo en 1924. A excepción de la Segunda Guerra Mundial, el rally de Montecarlo se lleva a cabo anualmente y se convirtió en una de las pruebas del Campeonato Mundial de Rally.

1950 es considerado el año en el que sucedió la revitalización y la época de oro para el deporte de rally. Nuevos campeonatos se empezaron a organizar en toda Europa. El primer campeonato europeo de rally se llevó a cabo en 1953, pero debido al elevado número de accidentes en la vía pública, la carrera de rally fue prohibida en la mayoría de los países de Europa occidental. Luego se trasladó a Suecia y Finlandia, donde se mantuvo en un nivel muy popular hasta la actualidad. Los pilotos escandinavos fueron capaces de conducir en zonas despobladas y en pistas de tierra. Europa del Norte se convirtió en el hogar del rally moderno. En 1973, se realizó el primer Campeonato Mundial de Rally, cuyo formato se mantiene similar en estos días.